Anuar Halabi Harb

El señor Anuar Halabi Harb tiene un blog sobre la salud.

Tag: Moderación

Cuatro Pequeños Errores de Nutrición

dieta

Todos sabemos que cuidar de nuestra alimentación no es tarea más fácil. Por más que tratemos de estar pendiente de comer sano y limpio, hasta la gente más disciplinada comete errores que pueden hacerles perder algunos de los beneficios de su dieta. Si le interesa saber cómo maximizar los beneficios de algunos alimentos de su dieta actual, continúe leyendo. Aquí comparto cinco pequeños errores de nutrición que no permiten que su cuerpo absorba más de los nutrientes que consume.

1.Consumes semillas enteras de lino.

Muchas personas tienden a consumir las semillas de lino enteras, pero no debería ser así. Comérselas enteras abre la posibilidad que a pasen por el intestino de ser digeridas. Si este es el caso, su cuerpo no logra beneficiarse de todo el omega-3, fibra y antioxidantes que dichas semillas contienen. El truco está en consumir el lino triturado o molido para asegurarse de que su cuerpo va a poder absorber todos sus nutrientes.

2. No consumes alimentos verdaderamente probióticos.

Mucha gente piensa que sólo con comer yogur, está comiendo alimentos probióticos, pero ese no es necesariamente el caso. Si el yogur está pasteurizado o esterilizado ya no tiene los microorganismos vivos que necesitamos para mantener la salud de nuestra flora intestinal. Tan pronto el yogur está pasteurizado o esterilizado pasa a ser un producto lácteo más. Contiene calcio, vitaminas y proteína, tal como la leche, pero ya no es un probiótico.

3. Confundes comer ensalada con comer vegetales.

Llevar una dieta basada sólo en ensalada no es equivalente una dieta alta en vegetales. Se trata sobre volumen, una ensalada que sólo contiene lechuga, tomate y cebolla no tiene volumen, es decir no tienen suficiente densidad nutritiva. En una dieta balanceada se recomienda ingerir por lo menos 5 porciones de vegetales. Estos vegetales deben ser vegetales con más densidad, tales como verduras guisadas y legumbres.

4. Te saltas el aliño en la ensalada.

Mucha gente piensa que con saltar el aliño en la ensalada está siendo más saludable, pero ese no es el caso. Todos los vegetales contienen vitaminas liposolubles que requieren grasa para poder ser absorbidos por nuestro cuerpo. Por ende, saltar el aliño en la ensalada puede hacer que muchos de los nutrientes de la ensalada se queden atrás. Si desea intercambiar el aliño con aceite por otro tipo de grasa, eso no es un problema. Existen otras opciones que pueden ayudar con la absorción, tales como el aguacate, la semillas, las nueces y hasta el queso.

Gran Beneficio Sobre La Dieta Mediterránea

hummus

Estudios recientes en España han comprobado que uno de los grandes beneficios que la dieta mediterránea ofrece es que mejora las propiedades del colesterol bueno. Esto es en gran parte dado porque dicha dieta es rica en aceite de oliva y el aceite de oliva reduce los riesgos cardiovasculares.

En el pasado, varios estudios ya habían comprobado que la dieta mediterránea ofrecía muchos beneficios para la salud ya que esta está basada en productos de origen vegetal y en productos frescos. Pero ahora un grupo de científicos españoles del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBEROBN) y de Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) han descubierto que además de que la dieta mediterránea es rica dado a sus alimentos frescos y de temporada, su característica como dieta saludable se debe en gran parte al componente del aceite de oliva.

Después de llevar a cabo un estudio de un año que dividió a 296 personas en tres grupos: un grupo siguió la dieta mediterránea rica en aceite de oliva, otro grupo la misma dieta pero más rica en frutos secos y el tercer grupo una dieta baja en grasas, los científicos lograron probar que las personas que habían seguido la dieta mediterránea rica en aceite de oliva habían visto mejoramientos palpables en las funciones cardioprotectoras del colesterol “bueno”.

Este descubrimiento es sumamente importante ya que el colesterol “bueno” es un aliado del sistema cardiovascular y de la circulación sanguínea. El colesterol “bueno” tiene la capacidad de limpiar las paredes de las arterias de todo rastro de colesterol, así previniendo que estas se tapen. Además el colesterol “bueno” evita que las grasas nocivas se oxiden cuando tienen contacto con la sangre.

En fin, una dieta que prevenga el desarrollo de enfermedades cardiovasculares es una dieta que todos debemos adoptar. En este caso, la dieta mediterránea continua probar ser una dieta sumamente ideal compuesta de alimentos poco procesados, frescos y más importante compuesta de un componente sumamente beneficioso – el aceite de oliva.

¿Es dañino beber demasiada agua?

filtered water

A veces cuando estamos enfermos médicos o otros profesionales de la salud nos dicen que necesitamos hacer tres cosas: tomar mucha sopa, descansar bien y beber muchos líquidos. Sin embargo, muchos estudios recientes han confirmado que ingerir una cantidad alta de agua puede ser dañino a la salud.

Para evitar más enfermedades o náusea durante este tiempo, es importante que recuerda consumir el mismo nivel de agua o hasta cincuenta por ciento más. Tomar más de esta cantidad de agua es innecesario (con la excepción deshidratación), ya que mucha gente recibe agua mediante alimentos tal y como vegetales, frutas, ect.

Por ejemplo, frutas o vegetales como pepinos, sandía y otros tipos de melón contienen mucha agua que no está incluída en los tradicionales “ocho vasos de agua cada día”. Dado esto, por ejemplo en Inglaterra, se recomienda que cada individuo toma entre seis a ocho vasos de agua (incluyen bebidas frías o calientes).

“Para contrarrestar este riesgo, los médicos dicen, “asegúrate de beber mucho líquido”. Esto ha hecho que se perpetúe el mito de que hace falta beber litros y litros de agua”, explica Maryann Noronha, coautora de algunos estudios enfocados en salud y hidratación.

Algunos alimentos con mucha azúcar y sal (factores deshidratantes): • Pescados ahumados (tal como el atún)
• Quesos, sobre todo el queso tipo curado (manchego)
• Frutas secos, porque consumen líquidos en nuestro cuerpo

• Carnes curadas
• Comidas fritas
• Postres y meriendas (también dulces)

Aunque la hidratación depende de varios factores como la dieta, el clima, la genética y el nivel de actividad física que haga cada día, todos estas variables funcionan en conjunto para crear un equilibrio. Por lo general, la hidratación evita fatiga y dolores de cabeza.

De todas formas, la hidratación cambia día tras día. La clave está en sacar un tiempo a través del día en la oficina, la escuela o en su práctica privada para mantener su cuerpo bien hidratado. Un cuerpo bien hidratado también aumenta la eficiencia física, emocional y mental.

¿Son las dietas realmente saludables?

ensalada

La realidad es que tan pronto uno menciona la palabra dieta, emergen numerosas opiniones sobre lo que es bueno versus lo que es malo, lo que es es adelgazador versus lo que le haraá engordar, los alimentos que están vinculado con enfermedades inmunológicas versus los que le son benéficos, etcétera. Pero, ¿alguna vez se ha preguntado cómo los expertos de la salud llegan a conclusiones sobre lo que es saludable y lo que no es saludable en una dieta? Christie Aschwanden, escritora principal de temáticas científicas para FiveThirtyEight, explica que muchas de estas opiniones y vinculaciones se basan en encuestas sobre lo que come la gente.

Estas encuestas se llaman CFA: cuestionario de frecuencia alimenticia. Dichas encuestas se tratan sobre una consulta que le pide a los participantes información muy detallada sobre los alimentos que han ingerido y la frecuencia con la que los consumen. He aquí de donde surgen las indicaciones que muy a menudo nos convencen a que dejemos de comer los alimentos que más nos gustan porque supuestamente no harán engordar o nos provocaran algún tipo de enfermedad.

El problema sobre estas encuestas, según Aschwanden, comienza por el tipo de preguntas que se le plantean a los participantes. Son preguntas muy detalladas y muy difíciles de contestar. Por ejemplo, una pregunta puede ser: “’durante los últimos seis meses, ¿cuántos tomates has comido?” Este tipo de pregunta, evidentemente es muy difícil de contestar.

Se basa en que usted va a tener una memoria perfecta y se acordará de todo tipo de tomate que ha comido. Más aún, cuenta con que usted tome en consideración no sólo los tomates enteros que ha comido pero sino también cuántas salsas de tomate y derivados de tomate ha consumido. En otras palabras, la información cuantífica que busca la encuesta realmente termina siendo estimados ambiguos sobre lo que los participantes logran recordar.

Hasta cierto punto estas encuestas reconocen que es muy difícil recordarse al detalle sobre lo que uno comió hace seis meses y por ende han realizado sondeos más cortos para obtener el mismo tipo de información pero a corto plazo.  Como quiera, Aschwanden explica cómo contestar estas encuestas sigue siendo impráctico. Cuando ella intentó participar en uno de los sondeos a corto plazo, se fijó que le seguía siendo difícil apuntar todos y cada uno de los alimentos que ingería.

Más aún, se fijó comenzó a alterar sus patrones de comida por tal de no fallarle a la encuesta. En fin, Aschwanden lo resume muy bien cuando explica que la confianza que le debes tener a tu respuesta en un cuestionario de CFA es la misma confianza que le debes tener a estos estudios. Así que la próxima vez que escuche o lea una opinión sobre lo que le conviene o no le conviene, tómela con pinzas y consulte con un profesional de la salud.

Cómo Analizar Los Aceites Vegetales

Cómo Analizar Los Aceites Vegetales

Moderación En La Dieta Mediterránea

Moderación En La Dieta Mediterránea

Problemas tales como la desnutrición y la obesidad son resultados de una dieta pobre o falta de ejercicio en la vida diaria.

Según la presidenta del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas Alma Palau, la moderación en la dieta es subjetiva ya que depende de cada caso específico. En otras palabras, ‘moderación” depende de las varias necesidades de la persona específica. Muchas veces, generalizaciones de la salud no funcionan bien en un nivel global. Más aún cada individuo necesita buscar, encontrar y participar en actividades físicas para obtener una salud de larga duración.

Dieta mediterránea

Para recibir los más nutrientes posibles en la vida diaria, coma ingredientes frescos de varios mercados. También, debería cotejar si tiene o debería tener alguna restricción alimenticia. Esto lo puede hacer con un médico especialista o un médico primario quien  le educará sobre qué productos alimenticios serán beneficiosos para su salud.

Por ejemplo, la dieta mediterránea es beneficiosa ya que lleva menos sal, azúcar, y grasa en la comida que otras diets. Esta dieta también consiste de alimentos de temporada que sin duda son más frescos (tomates, verduras, carne, mariscos, etc.) que alimentos no de temporada. En vez de mantequilla, se usa aceite de oliva como grasa principal. También se utilizan algunas hierbas aromáticas que sustituyen la sal en comidas.

¿Cómo la dieta mediterránea mejora la salud?

Muchos estudios han confirmado el hecho de que los alimentos en la dieta mediterránea disminuye los niveles de colesterol y el riesgo de diabetes. Basada en ingredientes frescos, comidas procesadas no son comunes en esta dieta que mayormente integra una variedad de verduras, legumbres y granos. Esta dieta también tiene una abundancia de vitaminas, azúcares mínimos, y muchos antioxidantes. Más aún, el ácido oleico en el aceite de oliva virgen es una grasa saludable que puede reducir el cáncer.

El aceite de oliva virgen es una grasa monoinsaturada que contribuye a la prevención de glucosa en la sangre mientras reduce el colesterol malo en el cuerpo.

Actividad física y dieta mediterránea

Mantener una salud física es igual de importante que comer bien. Es mejor que haga ejercicio frecuentemente cada día (por ejemplo, caminar, nadar o correr treinta minutos). Si no le gusta correr, caminar a buen ritmo también controla los triglicéridos en la sangre y reduce tensión arterial. También, actividades físicas generalmente reducen el estrés mental y emocional. 

Cómo Analizar Los Aceites Vegetales

aceite vegetal

A través de culturas asiáticas, africanas o latinas el uso de aceite vegetal es un gran parte de la rutina gastronómica. Por lo general el aceite vegetal es más barato que aceite oliva (usada en España, Grecia e Italia) y que la mantequilla.

Desgraciadamente, estudios han confirmado que algunos de los aceites vegetales favoritos, como los que consisten de maíz, canola y girasol, no son tan buenos. Más aún, muchos profesionales están de acuerdo que todos los tipos de aceite vegetal no son totalmente buenos o beneficiosos para la salud.

Según algunos científicos españoles del departamento de Farmacia y Ciencias de los Alimentos los aceites de girasol a veces tienen compuestos orgánicos llamados aldehídos.  Aldehídos pueden aumentar el riesgo de varios cánceres. También, un oficial de este departamento ha dicho que “no pretendemos alarmar a la población pero los datos están ahí y hay que tenerlos en cuenta”.

El aceite de maíz y girasol solamente tiene buenos resultados para su salud si no se usan para freír comida. Una reacción química ocurre cuando el aceite quema a más que 70F. Cuando sobrepasa dicha temperatura el aceite comienza a ser dañino.

De hecho, investigaciones han afirmado que el aceite de oliva es el mejor tipo de aceite y que la mantequilla es más sano para cocinar que el aceite de maíz. También, la manteca, o grasa de cerdo, es la primera fuente de poliinsaturadas.

En relación con aceites de semillas, Margarita Gillespie de BBC Mundo ha dicho que algunos aceites de frutas son saludables para la salud. Específicamente, los aceites de frutas tales como oliva, coco, palma y aguacate son buenos mientras que los aceites con menos nutrientes son los que provienen de las semillas.

Gillespie dicho que “por desgracia, en la industria de la comida procesada los intereses comerciales suelen salir ganando.”

Además los aceites de semillas (girasol, maíz, ect.) contienen ingredientes semejantes a otras comidas procesadas tales como salsas, pastas y galletas. En comidas procesadas se usan aceites de semillas (porque son más baratas) pero como es de esperarse, contribuyen a un menor estado de salud.

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén