Moderación En La Dieta Mediterránea

Problemas tales como la desnutrición y la obesidad son resultados de una dieta pobre o falta de ejercicio en la vida diaria.

Según la presidenta del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas Alma Palau, la moderación en la dieta es subjetiva ya que depende de cada caso específico. En otras palabras, ‘moderación” depende de las varias necesidades de la persona específica. Muchas veces, generalizaciones de la salud no funcionan bien en un nivel global. Más aún cada individuo necesita buscar, encontrar y participar en actividades físicas para obtener una salud de larga duración.

Dieta mediterránea

Para recibir los más nutrientes posibles en la vida diaria, coma ingredientes frescos de varios mercados. También, debería cotejar si tiene o debería tener alguna restricción alimenticia. Esto lo puede hacer con un médico especialista o un médico primario quien  le educará sobre qué productos alimenticios serán beneficiosos para su salud.

Por ejemplo, la dieta mediterránea es beneficiosa ya que lleva menos sal, azúcar, y grasa en la comida que otras diets. Esta dieta también consiste de alimentos de temporada que sin duda son más frescos (tomates, verduras, carne, mariscos, etc.) que alimentos no de temporada. En vez de mantequilla, se usa aceite de oliva como grasa principal. También se utilizan algunas hierbas aromáticas que sustituyen la sal en comidas.

¿Cómo la dieta mediterránea mejora la salud?

Muchos estudios han confirmado el hecho de que los alimentos en la dieta mediterránea disminuye los niveles de colesterol y el riesgo de diabetes. Basada en ingredientes frescos, comidas procesadas no son comunes en esta dieta que mayormente integra una variedad de verduras, legumbres y granos. Esta dieta también tiene una abundancia de vitaminas, azúcares mínimos, y muchos antioxidantes. Más aún, el ácido oleico en el aceite de oliva virgen es una grasa saludable que puede reducir el cáncer.

El aceite de oliva virgen es una grasa monoinsaturada que contribuye a la prevención de glucosa en la sangre mientras reduce el colesterol malo en el cuerpo.

Actividad física y dieta mediterránea

Mantener una salud física es igual de importante que comer bien. Es mejor que haga ejercicio frecuentemente cada día (por ejemplo, caminar, nadar o correr treinta minutos). Si no le gusta correr, caminar a buen ritmo también controla los triglicéridos en la sangre y reduce tensión arterial. También, actividades físicas generalmente reducen el estrés mental y emocional.