filtered water

A veces cuando estamos enfermos médicos o otros profesionales de la salud nos dicen que necesitamos hacer tres cosas: tomar mucha sopa, descansar bien y beber muchos líquidos. Sin embargo, muchos estudios recientes han confirmado que ingerir una cantidad alta de agua puede ser dañino a la salud.

Para evitar más enfermedades o náusea durante este tiempo, es importante que recuerda consumir el mismo nivel de agua o hasta cincuenta por ciento más. Tomar más de esta cantidad de agua es innecesario (con la excepción deshidratación), ya que mucha gente recibe agua mediante alimentos tal y como vegetales, frutas, ect.

Por ejemplo, frutas o vegetales como pepinos, sandía y otros tipos de melón contienen mucha agua que no está incluída en los tradicionales “ocho vasos de agua cada día”. Dado esto, por ejemplo en Inglaterra, se recomienda que cada individuo toma entre seis a ocho vasos de agua (incluyen bebidas frías o calientes).

“Para contrarrestar este riesgo, los médicos dicen, “asegúrate de beber mucho líquido”. Esto ha hecho que se perpetúe el mito de que hace falta beber litros y litros de agua”, explica Maryann Noronha, coautora de algunos estudios enfocados en salud y hidratación.

Algunos alimentos con mucha azúcar y sal (factores deshidratantes): • Pescados ahumados (tal como el atún)
• Quesos, sobre todo el queso tipo curado (manchego)
• Frutas secos, porque consumen líquidos en nuestro cuerpo

• Carnes curadas
• Comidas fritas
• Postres y meriendas (también dulces)

Aunque la hidratación depende de varios factores como la dieta, el clima, la genética y el nivel de actividad física que haga cada día, todos estas variables funcionan en conjunto para crear un equilibrio. Por lo general, la hidratación evita fatiga y dolores de cabeza.

De todas formas, la hidratación cambia día tras día. La clave está en sacar un tiempo a través del día en la oficina, la escuela o en su práctica privada para mantener su cuerpo bien hidratado. Un cuerpo bien hidratado también aumenta la eficiencia física, emocional y mental.